Vampire: The Masquerade - Swansong

Vampire: The Masquerade - Swansong

Por Javier Artero
12/06/2022

Swansong


Es posible que no conozcas el juego de rol de mesa Vampire: The Masquerade, aunque a estas alturas resulta difícil no haber escuchado hablar de él. Se trata de uno de los juegos de rol de mesa más laureados de todos los tiempos que, nuevamente, recibe una adaptación para consola. En este caso, los responsables son el estudio Big Bad Wolf, responsables de la aventura narrativa The Council. Y este dato es importante, porque Swansong, a la postre, no deja de ser una evolución de aquel título pero enfocado al mundo de los vampiros y con la intención de hacer un "más grande y mejor".


Estamos ante una aventura de investigación, con elementos de RPG, muchos diálogos, decisiones y exploración de escenarios. La base jugable -como hemos apuntado en el párrafo anterior-, parte directamente de lo visto en The Council. Argumentalmente hablando, nos pone en la piel de tres vampiros que forman parte de La Camarilla de Boston liderada por la “Príncipe” Hazel. La Camarilla, a modo de apunte, es una asociación de Vampiros de una determinada zona, que viven bajo las reglas de lo que llaman La Mascarada. La Mascarada es un código interno de los vampiros con instrucciones para vivir en las sombras, ocultos de los humanos, de modo que su raza pueda perdurar a lo largo del tiempo y sin peligro. Pero como todo en la vida, hay  seguidores de ese código y detractores, con lo que los problemas no nos van a faltar.


Swansong


Una masacre de nuestros lacayos será el punto de partida para nuestra investigación, que nos permitirá controlar a los tres personajes a lo largo de diferentes capítulos para descubrir qué y quién hay detrás de esos ataques. A nivel argumental, cabe apuntar que hay un lado bueno y otro malo. El bueno es que el juego es fiel al juego de rol y contiene un códice que se irá ampliando a medida que hablamos y exploramos con información de todo tipo referente al lore del mundo en el que se basa: extensas descripciones de personajes, lugares, clanes, razas vampíricas, hechos históricos… Un códice que puede llegar a ser abrumador. Y es que por mucho que se intente explicar y poner en situación de todo lo que rodea al mundo del juego mediante este códice, las primeras horas es tal la cantidad de información que si lo queremos leer todo vamos a estar más rato leyendo que jugando. Y se hace algo pesado. Si optamos por no leer nada, podremos seguir la aventura, evidentemente, pero nos perdemos parte de la gracia. Está claro que se parte del punto de partida de que el jugador conoce, aunque sea a rasgos generales, el mundo de Vampiro: La Mascarada. Si no lo conoces te costará un poco seguir todo el hilo del juego, por lo menos en las primeras horas.


A partir de ahí estamos ante un juego en el que deberemos explorar escenarios en busca de pistas, hablar con personajes, tomar decisiones, resolver puzles, etc. mientras descubrimos los entramados de su historia. No faltarán los duelos dialécticos que pudimos ver en The Council y otros muchos elementos recogidos de aquel, como la posibilidad de resolver las situaciones que se nos presentan de diferentes formas, según moldeamos las habilidades de cada vampiro. Y eso es, sin duda, lo mejor de Swansong. La gestión del árbol de habilidades de los personajes, que nos permite potenciarlos a nuestra manera, de forma que podremos convertirnos en un vampiro intimidador, un experto en sigilo o tecnología… Además los protagonistas tendrán poderes que podrán desarrollar y mejorar, como la capacidad de copiar uniformes de otras personas, teletransporte, invisibilidad… Y todo ello nos permite superar los capítulos de diferentes maneras. Para que os hagáis una idea, suponed que tenemos que abrir una puerta que tiene un código. En función de nuestras habilidades, quizá podemos hackearla y abrirla de esta manera, podremos intimidar al guardia para que nos dé el código o podemos matarlo y robarle la tarjeta de acceso. Todo ese abanico de posibilidades y la gestión de las habilidades es, sin lugar a dudas, lo mejor del título que nos ocupa.


Swansong


Pero a su vez, tanta libertad y el considerable aumento de la extensión de los escenarios respecto a lo visto en The Council, también juegan en su contra. No son pocas las veces que nos falta un determinado paso para avanzar (puede ser encontrar un archivo, adivinar un código secreto, etc.) y nos tocará recorrer una y otra vez todo el escenario en la búsqueda de lo que nos falta. E incluso en ocasiones, sabremos dónde está, pero por las habilidades actuales no tenemos forma “sencilla” de resolver la situación. Esto hace que recorrer los escenarios cuando estás perdido sea un suplicio, dando vueltas y más vueltas sin poder avanzar. Nos ha pasado en 3-4 ocasiones y hace que ese tramo del juego sea muy cuesta arriba. El ritmo tampoco es uniforme, con momentos y capítulos francamente entretenidos con otros en los que el ritmo decae, precisamente por lo que hemos comentado: muchísimas habitaciones y zonas para explorar con muchos ítems, personas, etc. Además, el diseño puro y duro de las misiones u objetivos no es brillante, contando también altibajos.


Por supuesto no podía faltar la representación de la sed de los vampiros y es algo que tendremos que controlar y jugar con cabeza. Por ejemplo, para superar ciertas conversaciones, si tenemos la habilidad requerida desbloqueada, podremos subir de nivel esa respuesta utilizando puntos de habilidad para garantizar que el porcentaje de superar el diálogo sea más alto. Pero cuidado, eso aumentará nuestra sed de sangre y, de superar cierto límite, nos convertiremos en una bestia chupasangre por unos momentos y podría tirar al traste el resto de la misión… Y para rebajar la sed, tendremos que alimentarnos a través de un mini-juego. Todo ello está francamente bien. De hecho, a nivel general, podemos decir que Swansong es un juego notable, por las inmensas posibilidades que ofrece para moldear a los personajes y superar las misiones a las que nos enfrenta. Sin embargo, quizá ha sido un producto demasiado ambicioso para el limitado presupuesto que se contaba. A veces, menos es más.


Swansong


A nivel gráfico combina luces con sombras. El apartado de la ambientación y el diseño artístico es francamente bueno, con escenarios bien detallados y algunas escenas que son un placer para la vista. Sin embargo, si nos acercamos con lupa al diseño puro y duro de texturas y personajes, especialmente durante los primeros planos de las conversaciones, flojea. Es de agradecer lo enormes que son los escenarios y, repito, la ambientación, que consigue meternos de lleno en el mundo de Vampiro. La banda sonora es más que correcta y el doblaje en inglés es fantástico, llegando con textos en castellano a nuestras tierras. La duración del juego ronda las 18-20 horas, pero es rejugable debido a lo que hemos ido comentando a lo largo del análisis.


Conclusiones finales


Vampire: The Masquerade –Swansong tenía la misión de mejorar y expandir la más que interesante propuesta jugable que vimos en The Council. ¿Lo ha conseguido? A niveles generales sí, pero con matices. El desarrollo del juego es muy satisfactorio en su vertiente RPG, pudiendo moldear cada vampiro a nuestro gusto y creando un conjunto de habilidades según nuestras preferencias. Además, la forma en que se integran con la historia, de manera que podemos resolver –o no- las situaciones según esas habilidades, es genial. Visualmente cumple, la duración está bien y resulta una propuesta francamente atractiva tanto si te llama el mundo en el que se ambienta como el género de los juegos de investigación o narrativos. Sin embargo, también tiene algunos puntos a mejorar. Es de agradecer la ingente cantidad de textos que han añadido al códice, pero los que no conozcan el juego de rol se sentirán abrumados y es difícil asimilar tanta información a base de textos. Por otra parte, el estudio sigue teniendo una cuenta pendiente con el desarrollo del juego y la integración de los puzles, muchas buenas ideas pero en algunos casos, con ejecución irregular. En definitiva, a pesar de sus altibajos, es una experiencia que te gustará si eres amante del género o del mundo de los vampiros. Eso sí, es un juego lento, para saborear con calma. Los impacientes, deberían mirar a otro lado.


Para más información, podéis visitar la web oficial del juego: https://hs.naconespana.es/vampire-swansong 



Lo mejor


- La gestión de las habilidades de los protagonistas


- Poder resolver los objetivos de diferentes maneras


- La ambientación y el diseño artístico son muy buenos


- Llega con textos en castellano


- Los diálogos


Lo peor


- Demasiado denso en su forma de presentar el lore. Abruma


- La resolución de algunos puzles o situaciones pueden llevar al jugador a encallarse


- Desarrollo lento, es un juego que requiere paciencia


Swansong


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Entra con Facebook Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro de este artículo Ir al foro del artículo
Tours

Ficha

Ficha

Vampire: The Masquerade - Swansong
Desarrollado por: Big Bad Wolf Distribuido por: Nacon Género: Aventura Lanzamiento: 19/05/2022 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Ir a la ficha del juego

Últimos análisis

Últimos análisis

noticias

 |  Comentar
Xbox Series X|S

The Elder Scrolls Online: High Isle
noticias

 |  Comentar
Xbox Series X|S

Capcom Arcade 2nd Stadium
noticias

 |  Comentar
Xbox One / Xbox Series X|S

Capcom Fighting Collection
noticias

 |  Comentar
Xbox Series X|S

Matchpoint - Tennis Championships
noticias

 |  Comentar
Xbox Series X|S

Dolmen
© accesoXbox 2008-2022 Política de Privacidad Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter RSS de aXb RSS