PEGI Xbox One

Ori and the Will of the Wisps

Valoración aXb

Valoración aXb

Una obra de arte audiovisual que roza la perfección jugable
Nota aXb 9,4
Duración 8
Jugabilidad 9.5
Sonido 9.5
Gráficos 10
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
13/03/2020

Hay juegos que hacen historia y marcan a miles de jugadores, y sin duda Ori and the Blind Forest fue una de esas experiencias que llegó para robarnos un hueco de nuestros corazones. Hace ya cinco años de aquella fabulosa aventura, y ahora recibimos con los brazos abiertos una secuela que redondea ciertos aspectos jugables y vuelve a embriagarnos con un envoltorio audiovisual magistral.



Ori and the Will of the Wisps es sin duda uno de los lanzamientos estrella de la temporada, uno de esos títulos que a poco que nos guste el género de las plataformas vamos a adorar por los siglos de los siglos. No es solo que mejore la fórmula jugable de la primera entrega, sino que además ofrece un entorno audiovisual de órdago que va a quedarse grabado en nuestras retinas y oídos durante meses. Es posiblemente el plataformas 2D más impresionante a nivel visual jamás creado, y musicalmente no se queda atrás, así que solo queda sentarse a disfrutar de esta experiencia y regresar a la épica que solo Ori puede ofrecer.


Se trata de una secuela bastante continuista a nivel argumental, continuando justo donde acabó la primera entrega, con nuestro protagonista y sus amigos cuidando de Ku, la pequeña búho nacida del temible enemigo principal del anterior título. Ori y Ku se hacen inseparables, y a lo largo de un pequeño pero emotivo prólogo asistiremos a los continuos intentos de la buhita por volar, algo que parece imposible dado que tiene un ala rota. Sin embargo, Ori usará una pluma de aquel majestuoso búho enemigo para solucionar el problema y que ambos puedan surcar los cielos. Pero la alegría de ambos protagonistas rápidamente dará un giro de 180 grados, ya que en su primer vuelo cruzarán el mar y darán de bruces contra una isla repleta de peligros y oscuros secretos, separándose y dejando a Ori a solas con la noble tarea de encontrar y rescatar a su amiga.



La historia arranca así con este giro melodramático que caracterizará todo el desarrollo, repleto de momentos emotivos, épicos y sensiblones, a los que ayuda una banda sonora magistral que enfatiza cada momento con temas nuevos y también alguno reciclado de la anterior aventura. El desarrollo no dista demasiado de lo que vivimos en la primera entrega, con un Ori que “pierde” todos sus poderes y habilidades en vías de volver a obtenerlos progresivamente para abrirnos paso por un nuevo mapeado repleto de recovecos y caminos ocultos.


Volvemos a estar ante un metroidvania en esencia, aunque con ciertos matices en dicha definición, ya que si vamos estrictamente a por la historia principal seguramente realizaremos muy poco backtracking, resultando en un juego más lineal que el anterior. Claro está, esa no es la mejor forma de disfrutar del juego, ya que por supuesto habrá numerosos coleccionables y objetos ocultos que sí requerirán de regresar a zonas anteriores una vez conseguidas ciertas habilidades. Además, como novedad encontraremos personajes secundarios que nos enviarán misiones de recadero puro y duro, de ir a buscar un determinado objeto y devolverlo a su supuesto dueño, que ayudarán a alargar un poco la duración y a obtener mejores objetos para Ori.



Y es que otra de las novedades importantes son los llamados Fragmentos Espirituales, una especie de medallones que aportan importantes mejoras a nuestro protagonista, tales como aumentar el daño o la defensa, aumentar el número de proyectiles de ciertos ataques, permitir escalar paredes cual Spider-Man y mucho más. Solo podremos equipar tres de estos fragmentos, así que deberemos escoger bien cual es nuestra mejor estrategia para afrontar el juego, de una forma muy similar a lo visto en juegos como Hollow Knight.


En cuanto al sistema de combate, olvidaos de aporrear el botón para que Ori ataque de forma automática a los enemigos cercanos, se rediseña todo el sistema para que ahora sea algo más dinámico y menos facilón. Contaremos con varias armas a conseguir y equipar en sus respectivos botones (X, Y o B), comenzando por una espada la mar de práctica, pero continuando con un arco, una jabalina o incluso un shuriken. Estas armas a su vez sirven para resolver ciertos puzles, como el arco que usaremos para disparar a interruptores lejanos, o la espada que servirá para abrirnos paso por estructuras sensibles a destrozarse a machetazos.



De todas formas, y aunque se ha mejorado mucho el sistema de combate, la esencia de Ori and the Will of the Wisps sigue siendo el plataformeo extremo, con un protagonista sumamente ágil que irá obteniendo habilidades de movimiento cada vez más imprescindibles, desde el doble salto al desplazamiento lateral en el aire. Si pensabais que lo habíais visto todo en la primera entrega, esperad a ver los desafíos que os esperan en esta secuela, con secuencias de escape que nada tienen que envidiar a aquellas carreras contra la lava o el agua de hace cinco años. La curva de dificultad es bastante equilibrada, y hacia el final de la aventura estaremos combinando las habilidades de Ori con una facilidad y habilidad pasmosa, y más nos vale si queremos llegar al final de una pieza, aunque hay que reconocer que la dificultad general de toda la experiencia ha bajado algunas décimas respecto al anterior juego, imaginamos que para hacerlo más accesible al público.


Pero que esto no os engañe, necesitaremos de toda nuestra habilidad y reflejos para superar todos los retos que tenemos por delante, y esto es algo que puede alargarse durante unas 8-10 horas de media en nuestra primera partida. Posteriormente podremos intentar obtener ciertas gestas impuestas por los logros del juego, como superarlo en menos de 4 horas, hacerlo sin morir o sin usar fragmentos, por ejemplo. Se han añadido también unos eventos contrarreloj desperdigados por el mapa de cara a picarnos con la comunidad en carreras de un lado a otro del escenario, para ver quién es el jugador más ágil y veloz del mundo. No es la panacea ni alargará la duración muchas horas, pero es un pequeño detalle para incentivarnos a perder unos minutos intentando alcanzar el top de las tablas de marcadores mundiales.



Audiovisualmente, Ori and the Will of the Wisps es una auténtica obra maestra. El diseño artístico ha ido un paso más allá y ahora podemos disfrutar de escenas dignas de enmarcar, con múltiples efectos lumínicos y atmosféricos que nos dejarán boquiabiertos a cada paso que demos. La banda sonora de Gareth Coker es impactante y repleta de temas para el recuerdo, capaces de hacernos sentir y vibrar tanto en las escenas más emotivas como en las frenéticas persecuciones por parte de enemigos o elementos ambientales. Si hay un juego que merece jugarse en una pantalla grande y con un buen equipo de sonido, es este, pocas experiencias van a deleitarnos tanto como la nueva aventura del pequeño Ori.


Ori and the Will of the Wisps desembarca así en Xbox One, como un torbellino que merece ser disfrutado por todos los poseedores de la consola, en especial los que disfruten de una buena experiencia plataformera. Lleva la primera aventura a un “más y mejor” en toda regla, sacrificando un pelín de dificultad a cambio de ofrecer una aventura más redonda y completa, repleta de coleccionables y objetos a recoger, de personajes que conocer y de enemigos a batir. Su calidad audiovisual está a un nivel altísimo, así como su jugabilidad, robusta y adictiva como pocas, así que solo queda embarcarnos en este viaje tan emocionante en búsqueda de emociones y sorpresas.



Lo mejor:


Jugablemente es adictivo como pocos


- Audiovisualmente perfecto y sorprendente


- Los cambios en el combate son muy agradecidos


- El sistema de fragmentos mejora mucho la personalización de Ori


Lo peor:


Baja algunas décimas la dificultad general respecto al anterior juego


- Las misiones secundarias son un tanto insípidas


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Ori and the Will of the Wisps
Desarrollado por: Moon Studios Distribuido por: Xbox Game Studios Género: Aventura Lanzamiento: 11/03/2020 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 9,4 Imprescindible
Sonido 9.5
Gráficos 10
Duración 8
Jugabilidad 9.5
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

8.7 (3 votos) Muy bueno
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
8.7
Sonido
9
Jugabilidad
8.7
Duración
8.7

0 críticas de usuarios
Popularidad: 2.414 de 4.474
46%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
Los juegos más buscados:Felix The Reaper |Gears of War 2 |Gears of War 3 |Wolfenstein: The New Order
© accesoXbox 2008-2020 Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter RSS de aXb RSS