PEGI Xbox One

Warhammer: Chaosbane

Valoración aXb

Valoración aXb

Toda la fantasía de Warhammer al servicio de una jugabilidad estilo Diablo
Nota aXb 8,1
Duración 8.5
Jugabilidad 8
Sonido 7
Gráficos 8.5
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
12/06/2019

Son muchos los juegos que aspiran a copiar la jugabilidad de la saga Diablo, uno de los bastiones de Blizzard. Y aunque pueda parecer un género sencillo de copiar, crear una aventura adictiva y divertida no lo es, pues hay que tener en cuenta multitud de detalles que pueden afectar al resultado final. Contar con el mundo de Warhammer ya es un punto a favor para despertar nuestro interés, pero si os decimos que se recoge la fórmula de Diablo con un notorio acierto, la cosa ya apunta maneras.



Warhammer: Chaosbane solo puede definirse de esta forma: Una aventura al estilo Diablo con la ambientación y el lore del universo Warhammer. Las comparaciones siempre son odiosas, y más si son contra un portento como es la saga Diablo de Blizzard, pero es inevitable dicha comparación, ya que el estudio EKO Software ha hecho todo lo posible por coger prestadas las ideas de la famosa franquicia.


Así pues, cualquier amante de Diablo sabe de sobras lo que va a encontrar en esta aventura, y para los que no conozcan a semejante referente de la industria -mal hecho- os lo resumimos rápidamente: una aventura de acción RPG con vista cenital en la que podremos escoger entre varios héroes de clases distintas para subirlos de nivel y obtener constantemente nuevo equipamiento y habilidades. ¿La idea? Tan sencilla como surcar mazmorras y escenarios plagados de enemigos cumpliendo objetivos que pasan por llegar al final del mapa o eliminar a X jefazo final. Una vez completada la mazmorra, regreso al pueblo para abastecerse de suministros, visitar la tienda o la forja, y vuelta a empezar con el siguiente escenario.



Una fórmula sumamente simple en concepto pero que funciona a las mil maravillas si se consigue una simbiosis perfecta entre adicción, constante subida de nivel, obtención de nuevos poderes o habilidades, y enemigos por doquier que nos obliguen a mantenernos en tensión en todo momento. Que la saga de Blizzard consigue de sobras estos objetivos es de todos conocido, pero ahora hemos venido a hablar de si Warhammer: Chaosbane lo consigue también, y lo cierto es que en consigue mantener el tipo durante las 15-20 horas que dura la aventura. No nos vamos a engañar, esta fórmula se vuelve repetitiva a las primeras de cambio y puede resultar monótona para muchos jugadores, pero la continua adquisición de poderes y la subida de nivel constante hace que estemos siempre pendientes de usar una nueva magia o habilidad, y eso siempre consigue enganchar hasta el final.


Cualquiera de los cuatro héroes resulta adictivo de utilizar, y aporta la rejugabilidad suficiente como para que nos interese probarlos a todos. Tenemos a un soldado imperial, un alto elfo mago, un enano y la elfa exploradora; y huelga decir que el estilo de juego de cada uno de ellos es radicalmente distinto al resto. Si jugamos en solitario tendremos que tener en cuenta que por ejemplo el mago es preferible que ataque a distancia, mientras que el guerrero puede defenderse bastante bien en cercanías; y si jugamos de forma cooperativa con hasta cuatro jugadores, también habrá que tener presente las habilidades de grupo de cada héroe, con sus potenciadores de área o las habilidades de sanar o aportar estados beneficiosos al grupo.



Respecto a esto último, aunque podemos jugar perfectamente en solitario, es lógico que en compañía de otros jugadores es como mejor se explotan las bondades del juego y sus posibilidades de cooperación, aunando esfuerzos y complementando magias para hacer una estrategia indestructible contra las fuerzas del mal. Este multijugador cooperativo se ofrece tanto de forma local como online, y multiplica la diversión de forma exponencial.


A nivel de historia, al contar con el universo Warhammer podemos esperar un lore profundo repleto de personajes carismáticos y escenarios variados. Para la ocasión tenemos una trama que comienza con la victoria del héroe Magnus sobre Asavar Ku y su ejército. Sin embargo, la paz es efímera, y la aparición de una poderosa Hechicera del Caos hace tambalearse a la humanidad, atrapando a Magnus con un hechizo y obligando a que nuestro héroe -a priori anónimo- comience su odisea por liberarlo y derrotar a la hechicera. Si, no es el guión más original del mundo, pero si lo son las decenas de escenarios que recorreremos en los cuatro actos que ofrece el juego, cada uno de ellos con su ambientación propia y sus tipologías de enemigos diferentes.



Como apuntábamos antes, la jugabilidad está marcada por una constante subida de nivel y obtención de nuevas habilidades, lo cual hará que nuestro héroe no pare de evolucionar y crecer. La interfaz y el menú son realmente accesibles y claras, para que podamos gestionar todo el equipo de forma solvente y rápida. Si, no vamos a negar que toda la interfaz se inspira de forma más que descarada en Diablo, pero si algo funciona, mejor copiarlo a cambiarla y arriesgarse a que no resulte adecuada.


Como no podía ser de otra forma, el final de la campaña principal no supondrá el final de nuestra partida. Encontraremos varios modos End Game esperando para aportar decenas de horas adicionales. Por un lado tenemos el modo Expedición, que ofrece partidas rápidas en entornos aleatorios, ideales para continuar progresando con nuestro personaje y obteniendo mejor equipamiento. En el modo Caza De Reliquias encontraremos desafíos extremos en los que obtendremos el mejor equipamiento del juego, por lo que son recomendables afrontarlos en multijugador. Y por último, el modo Boss Rush nos propone enfrentamientos contra jefes finales para perfeccionar nuestra estrategia contra ellos.



De nuevo es inevitable comparar las opciones End Game con la saga Diablo, y aunque es cierto que en Warhammer: Chaosbane estamos algunos peldaños por debajo en cuanto a duración y diversión, eso no quita que tengamos modos para unas cuantas horas de juego, ya que conseguir las mejores builds para los héroes puede demorarse bastante tiempo.


A nivel audiovisual es evidente que podemos esperar un diseño artístico de notable alto, rozando el sobresaliente. El mundo de Warhammer tiene mucho que ofrecer en cuanto a enemigos y escenarios, y se explota como es debido a lo largo de los cuatro actos del juego. Cualquier aficionado a este universo reconocerá al instante las decenas de criaturas que saldrán a nuestro paso, y los entornos serán tan bellos como detallados, aunque la cámara resulta un tanto alejada para poder apreciarlos como es debido, sin posibilidad de realizar un zoom.



Los efectos visuales están a la orden del día, sobre todo a la hora de realizar magias, y todo en general tiene un acabado bastante notorio, sin nada que envidiar a otros exponentes del género. La música sin embargo si nos ha resultado más genérica, sin acabar de brillar como debería ni aportar la epicidad necesaria en momentos de especial proliferación de enemigos, por lo que cumple sin grandes alardes su función. Los textos, por supuesto, llegan en un perfecto español para comprender toda la historia y las misiones.


Warhammer: Chaosbane es un Diablo en toda regla, adaptando las mecánicas de la saga de Blizzard a un universo tan interesante como es el de Warhammer. Las comparaciones van a ser constantes, y aunque no alcanza a su máximo referente, si consigue resultar adictivo y divertido hasta el final, con un contenido End Game quizá algo escaso pero atractivo para dedicarle esas cuantas horas adicionales de juego. La fórmula es repetitiva y puede resultar monótona para cierto sector de jugadores, pero esto es inherente a todos los “clones” de Diablo -e incluso al propio Diablo-, por lo que solo basta saber si estáis dispuestos a surcar infinidad de mazmorras infestadas de enemigos con el único propósito de mejorar vuestro equipo y convertiros en el mayor héroe del reino.



Lo mejor:


Fórmula Diablo + universo Warhammer = Éxito asegurado


- Divertido tanto en solitario como en multijugador


- Cuatro héroes muy distintos, cada uno de ellos adictivo de jugar


Lo peor:


Puede volverse demasiado repetitivo


- Seamos francos, copia demasiado de Diablo y no aporta nada nuevo al género


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Warhammer: Chaosbane
Desarrollado por: EKO Software Distribuido por: Bigben Interactive Género: RPG Lanzamiento: 04/06/2019 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 8,1 Muy bueno
Sonido 7
Gráficos 8.5
Duración 8.5
Jugabilidad 8
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

- (0 votos)
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
-
Sonido
-
Jugabilidad
-
Duración
-

0 críticas de usuarios
Popularidad: 1.037 de 3.981
74%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
Los juegos más buscados:Construction Simulator 2: Console Edition |Dragon Ball Z Kakarot |Gears 5 |Hitman: Blood Money HD |Truck Driver
© accesoXbox 2008-2019 Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter aXb en Google+ Google+ RSS de aXb RSS