PEGI Xbox One

Chasm

Valoración aXb

Valoración aXb

Un metroidvania anclado en el pasado
Nota aXb 6,7
Duración 7
Jugabilidad 7
Sonido 5.5
Gráficos 6
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
09/11/2018

Los géneros van por épocas, y llevamos unos años en los que la palabra metroidvania suele estar presente en una inmensa mayoría de lanzamientos de corte indie. En esta ocasión nos toca echar la vista atrás, y rememorar la época de los 80 gracias a un título que bien podría haber aparecido en aquel entonces. Si eso es bueno o malo, va a gusto del consumidor.



Chasm es una aventura de corte clásico, realmente clásico, a decir verdad, ya que respeta al 100% los estándares de la época, resolución incluida. Se trata de un proyecto inicialmente fechado para 2014, pero tras continuos retrasos al final ha aparecido recientemente, modificando sustancialmente no solo la fecha estimada sino las pretensiones que muchos usuarios teníamos, ya que hemos recibido tantos títulos del género durante estos últimos años que la impresión sobre esta aventura difiere bastante de lo que habríamos pensado de ella hace cinco años. Pero vayamos paso a paso.


Como decíamos, Chasm rezuma vieja escuela por los cuatro costados, desde su estilo pixelart ochentero, hasta el uso de una resolución de 384x216, con un filtro -optativo- CRT que le da ese toque antiguo y nostálgico. Todo ello tiene sus defensores y detractores, y desde luego no es la primera ni última aventura en echar mano de esa estratagema de imitar al pasado.



Dejemos claro desde un buen comienzo que la principal inspiración del juego es Castlevania, y no se molestan en ocultarlo, ofreciendo incluso enemigos casi calcados a la famosa saga de Konami. También coge algunos conceptos prestados de la saga Metroid, formando así el cacareado género metroidvania que tanto suele triunfar entre los amantes de lo retro. Y así es, tenemos por delante una aventura que se amolda perfectamente al marco de lo esperado en el género, con un personaje que comienza sin apenas habilidades, pero va adquiriendo nuevas de forma progresiva, lo cual le permiten volver sus pasos para acceder a zonas previamente inaccesibles. Nos esperan por tanto los consagrados dobles saltos, deslizamientos por el suelo y demás habilidades típicas a conseguir, ideales para explorar hasta el último milímetro de un mapeado dividido en seis zonas, y cuya mayor peculiaridad es que se genera de forma procedural en cada partida.


Si, el mapeado de Chasm es único en cada partida, y se genera de forma “aleatoria”. Lo ponemos entre comillas porque comparando varias partidas hemos notado que tampoco existen diferencias abismales, y apenas cambian algunas estancias de lugar y poco más. No acabamos de estar de acuerdo con esta decisión, ya que el éxito de un buen metroidvania radica en el diseño de su mapeado, la colocación de ítems y la estructura de backtracking que reside detrás, y un mapeado creado de forma procedural jamás podrá equipararse a otro hecho totalmente manual. Por decirlo de otra forma, le falta personalidad al mundo de Chasm, principalmente por ese mapeado genérico que no acaba de ofrecer las dosis de genialidad de los juegos que pretende homenajear.



A nivel argumental estamos ante una trama puramente anecdótica, en la que conocemos a un protagonista que envían a un asentamiento minero en donde están desapareciendo personas. Esto derivará a una trama sobre invasiones de otra dimensión, pero nada especialmente destacable. Nos quedamos con que nuestro protagonista comienza con una triste espada y un ataque a distancia que consume una barra de maná, pero que poco a poco se convertirá en un guerrero de armas tomar con decenas de poderes y habilidades, como manda la tradición.


El juego deja claro desde el principio que no se anda con chiquitas en cuanto a la dificultad, y aprenderemos -seguramente por las malas- que cualquier enemigo, por insignificante que parezca, puede ponernos en un aprieto si no aprendemos correctamente sus patrones de ataque y movimiento. No es que sea un Dark Souls, pero sí que debemos ir con cuidado y evitar ir a lo loco si no queremos perder bastante progreso acumulado. Como es habitual, nuestro mayor aliado serán las habitaciones de guardado de partida y recuperación de vida, que deberemos localizar y tener siempre en mente ante cualquier atisbo de agotamiento de salud.



La exploración marca el progreso general del juego, pero también la subida de nivel a base de eliminar enemigos, ya que eso nos permitirá ir aumentando progresivamente nuestra salud máxima y el daño de los ataques. Por supuesto, habrá decenas de ítems a encontrar, tanto armas como armaduras, objetos curativos o nuevos ataques que usen maná. El juego también nos invita a encontrar varios habitantes perdidos por las minas, que una vez encontrados se instalaran en la aldea de la superficie para abrir tiendas de suministros u otros menesteres. Algunos de ellos nos encomendarán además misiones secundarias que servirán para encontrar mejor equipamiento, aunque con ellos nos topamos con otro de los altibajos de la aventura: la errática colocación de objetos importantes.


Con esto último nos referimos al hecho de que muchas veces encontraremos mejor equipo en un simple cofre que gastando un pastizal en la tienda o forjando un objeto legendario a base de farmear decenas de materiales. Es bastante frustrante dedicar varios minutos a recoger materiales y gastar un dineral en una determinada armadura, y luego encontrarnos un cofre cualquiera que contiene una armadura mucho mejor, así de gratis por la cara. Imaginamos que es un problema derivado de la generación aleatoria de escenarios, que no acaba de colocar correctamente las recompensas en su justa medida. Dicho lo cual, avisamos a los jugadores que antes de intentar acudir a una tienda a por una mejora de equipo, mejor dedicaros a explorar a conciencia el mapeado, no sea que os toque la lotería y os ahorréis tiempo y dinero.



A pesar de centrarse en una mina, los escenarios son sorprendentemente variados, mucho más de lo que podríamos intuir en un principio. Desde cuevas a catacumbas, pasando por jardines frondosos o templos en ruinas. Seis entornos bastante voluminosos que pueden alargar la duración hacia las 12-13 horas, una cifra nada desdeñable, con algunas horas más a sumar si decidimos ir a por el 100% de la aventura.


Técnicamente, Chasm podría haber aparecido a finales de los 80, tal cual. Se aleja por tanto de esos indies que ofrecen mecánicas clásicas, pero con gráficos modernos, o esas aventuras pixelart que intentan aportar técnicas imposibles de ver en aquella época. No, lo que vemos en Chasm es una réplica de lo que veríamos en una aventura de 8/16 bits, incluso a nivel musical, con una banda sonora un tanto anodina que pasa sin plena ni gloria por nuestros oídos. Esto lo hará especialmente atractivo a los nostálgicos del sector, pero puede que eche para atrás a otros jugadores más exquisitos que busquen gráficos modernos.



La impresión general es que Chasm llega tarde, esa es la conclusión a la que hemos llegado. Si se hubiera lanzado, como era previsto, en 2014, la cosa sería distinta, pues en aquel entonces aún no estábamos saturados de tanto metroidvania. Sin embargo, ahora tenemos otros referentes del género que han ofrecido resultados de sobresaliente, con o sin pixelart, y la pega de Chasm es que no consigue ofrecer ningún aliciente novedoso que le haga sobresalir por encima de todos estos títulos de la competencia. ¿Es un buen metroidvania? Por supuesto, pero quizá demasiado conservador en su propuesta.



Lo mejor:


La vieja escuela cabalga de nuevo, esta vez incluso con resolución a la antigua usanza


- Es un metroidvania solvente, capaz de enganchar hasta el final


- Misiones secundarias y crafteo para alargar un poco la duración total


Lo peor:


No aporta novedades destacables frente al resto de la competencia


- La generación aleatoria del mapa juega más en contra que a favor


- A raíz del punto anterior, existen incongruencias en la obtención de ítems y la escala de poderes


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Chasm
Desarrollado por: Bit Kid, Inc. Distribuido por: Bit Kid, Inc. Género: Aventura Lanzamiento: 09/11/2018 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 6,7 Entretenido
Sonido 5.5
Gráficos 6
Duración 7
Jugabilidad 7
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

7 (1 votos) Bueno
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
7
Sonido
7
Jugabilidad
7
Duración
7

0 críticas de usuarios
Popularidad: 1.938 de 3.518
45%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
Los juegos más buscados:ACA NeoGeo: Stakes Winner |Battlefield V |Shadow of Loot Box |Sniper Elite 3 |WWE 2K19
© accesoXbox 2008-2018 Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter aXb en Google+ Google+ RSS de aXb RSS