PEGI Xbox One

Darksiders III

Valoración aXb

Valoración aXb

Desata tu furia contra todos los pecados capitales
Nota aXb 7,6
Duración 7.5
Jugabilidad 7.5
Sonido 8
Gráficos 7.5
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
27/11/2018

Seis años han tenido que pasar para recibir la siguiente entrega de la saga Darksiders, ahora de la mano de Gunfire Games. Ya conocimos a dos de los cuatro jinetes del Apocalipsis, y llega la hora de ponernos a los mandos de la tercera, la única fémina del grupo, y posiblemente la más irreverente e impredecible.



Darksiders III llega seis años después de la segunda entrega, después de que Vigil Games se disolviera y la mitad del estudio fuera a parar precisamente a Gunfire Games, los nuevos encargados de la franquicia. Por tanto, el futuro de esta epopeya apocalíptica estaba en manos de gran parte de su equipo original, lo cual daba esperanzas de que continuara con el mismo nivel de calidad presentado en las dos primeras entregas. Y esto es verdad a medias, ya que se han realizado multitud de ajustes y cambios en la mecánica del juego que pueden resultar de mayor o menor agrado para los fans de los jinetes.


Pero comencemos por la parte narrativa, presentando al tercer jinete de este embrollo apocalíptico en el que se metió Guerra, el primer personaje jugable que pudimos disfrutar y al que se le atribuye haber desencadenado el fin del mundo. En la segunda entrega el bueno de Muerte quiso redimir a su colega, y ahora en esta tercera entrega es Furia, la única jinete hembra, la que debe hacer frente a los problemas de sus compañeros. La diferencia es que Furia no está por la labor de ayudar a sus compañeros, sino que más bien es un lobo solitario que pretende convertirse en la líder de los jinetes, pasando por encima de quien haga falta para conseguirlo, o por lo menos esa es su actitud al principio de la aventura…



Furia recibirá un encargo por parte de los mandamases que controlan el cotarro -y que aún no queda del todo claro quienes son en esta entrega-, nada más y nada menos que buscar y eliminar a los Siete Pecados Capitales (lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia). Esta tarea es algo que realizaron los cuatro jinetes unidos en el pasado, pero Furia se ve suficientemente convencida como para volver a hacerlo ella sola, motivación y confianza no le faltan desde luego. Así que, dicho y hecho, y pasando olímpicamente de Guerra, que se encuentra encadenado tras los hechos de la primera entrega, nuestra protagonista se dirige a por faena. Y no lo hará sola, ya que el consejo de altos mandos le asigna una guardiana para controlar sus acciones, una pareja que chocará inicialmente con Furia pero que poco a poco irá estableciendo una especie de “amistad”, por llamarlo de alguna manera.


A nivel de curiosidad, durante la introducción del juego se nombra algunas veces de pasada al cuarto jinete, Lucha, que si todo va bien debería protagonizar la cuarta -y última- entrega de la saga. Se deja entrever que este jinete se encuentra realizando otra misión por su cuenta, así que deberemos esperar para conocer al detalle de qué se trata.



Centrándonos ya en Furia, encontramos a un personaje que está siempre de mal humor y no teme en encararse con quien sea de forma ofensiva, haciendo honor a su nombre. Si bien Guerra era un guerrero curtido y Muerte un maestro de la guadaña, vemos en Furia una representación de lo que sería una maga en un juego de rol, con un arma la mar de interesante en forma de látigo, pero con una selección de poderes y magias que iremos desbloqueando que se convierten en la esencia jugable de la aventura. De hecho, apenas cambiaremos de arma en todo el juego, más allá de algunas armas heredadas de los poderes mágicos que comentaremos enseguida, pero básicamente echaremos mano del látigo de inicio a fin.


El látigo se convierte en un arma magnifica para hacer frente a todos los enemigos, capaz de atizar a distancias cortas y medias de forma bastante efectiva. No tardaremos en encontrarnos con Ulthane, el herrero gigantón que ya apreció en anteriores entregas, quien nos servirá para mejorar el arma a base de entregarle una serie de materiales. Además, habrá algunas runas desperdigadas por el juego que podrán equiparse al arma -solo una a la vez- y que aportan varias mejoras activas o pasivas, como regeneración de salud automática o aumento de la fuerza. Dichas runas también pueden subirse de nivel acudiendo a nuestro querido herrero y entregándole determinados objetos a cambio.



El primer cambio drástico a nivel jugable lo encontramos en la propia composición del mundo, que pierde esa esencia a lo ‘Zelda’ basado en mazmorras y se convierte por completo en un sucedáneo de ‘Dark Souls’, ofreciendo un mapeado interconectado por pasillos, recovecos estrechos y toda clase de atajos. La referencia a la saga de From Software no es baladí, ya que se recogen varias mecánicas heredadas de dicha franquicia, como el sistema de almas. Al eliminar enemigos obtendremos almas, al igual que recogiéndolas de varios cadáveres o al utilizar determinados objetos. Estas almas son la moneda principal del juego, y las usaremos para acudir a Vulgrim, el mercader enigmático que aparece en cada entrega, e intercambiarlas para subir de nivel o comprar objetos.


Si, si pensáis en Dark Souls también sabréis que pasa en Darksiders III si nos matan, que perderemos todas las almas que llevemos encima. Y si, también podremos regresar al punto donde nos mataron para recogerlas de nuevo. Por suerte, estas almas desperdigadas en los lugares donde morimos no desaparecen si volvemos a morir regresando a por ellas, y estarán allí pase lo que pase para cuando decidamos pasarnos por la zona, una bondad por parte de los creadores para no convertir la aventura en una experiencia demasiado frustrante.



El objetivo principal, recordemos, será eliminar a los siete pecados capitales, y será una tarea que se presenta como un mundo abierto en el que podemos ir a por cualquier pecado en el orden que queramos, pero esto no es exactamente cierto. A la hora de la verdad, encontramos un orden bastante lineal para enfrentarnos a ellos, debido a los obstáculos que requieren de poderes y habilidades especiales, los cuales los iremos recibiendo al ir eliminado pecados. Si que hay algunos que pueden accederse en un orden u otro, pero en líneas generales, la mayoría nos veremos obligados a seguir el mismo patrón.


Hablemos ya de los nombrados poderes o magias. Existe un personaje, el Señor de la Hondonada, que por sus propias razones nos ayudará con nuestra misión, otorgándonos unos orbes llamados vacíos cada vez que derrotamos a algunos pecados. Estos vacíos serán cuatro en total, y permitirán a Furia adoptar una forma de fuego o electricidad, entre otros que no desvelaremos. Cambiaremos de forma con tan solo mantener pulsado un gatillo y pulsar uno de los cuatro botones frontales, así al vuelo, ideal para intercambiar en tiempo real entre nuestros poderes.



Y es que cada vacío aporta varias cosas a Furia. Por un lado, un arma propia que usaremos con el botón Y para complementarla con el látigo, y por otro, algunas habilidades únicas que nos permitirán acceder a lugares previamente inaccesibles. Es decir, existe un componente de backtracking que no se pierde respecto a anteriores entregas, y gracias a la obtención progresiva de vacíos iremos consiguiendo las habilidades de impulsarnos hacia arriba, planear por el aire, derribar barreras mágicas, etc.


Para movernos ágilmente por el mundo usaremos de nuevo a Vulgrim, ya que sus puntos de aparición -una especie de altares circulares en el suelo- servirán no solo como puntos de control en los que reaparecer al morir, sino también como puntos de teletransporte para viajar entre las localizaciones descubiertas. No existe un mapa que podamos consultar o que marque el camino a seguir, así que toca echar mano de nuestra memoria para ir aprendiendo el diseño laberíntico de este mundo y todas sus zonas. Lo que si tenemos es una especie de GPS en la parte superior de la pantalla que marca de forma muy efímera la dirección a seguir para dar con el pecado capital más cercano. Seamos francos, no ayuda demasiado y durante la mayoría del juego incluso hemos olvidado que existía este GPS, simplemente basta con ir explorando, tener un poco de orientación y sentido común para ir encontrando a todos los pecados.



En cuanto a los retos que vamos a encontrar, Darksiders III apuesta fuerte por el componente hack’n’slash por encima de los puzles o rompecabezas. No quiere decir que no encontremos algún que otro puzle a resolver, pero serán sencillos y no muy abundantes. Por el contrario, nos vamos a hinchar a repartir estopa frente al abundante arsenal de criaturas infernales que saldrán a nuestro paso. Aquí notaremos también la fuerte influencia de Dark Souls, con enemigos que resultan mucho más mortíferos que en otras entregas, y que requieren de cierta estrategia y no solo aporrear el botón de ataque, incluso los más comunes. Ya no hablemos de los jefes finales o criaturas de mayor envergadura, que supondrán un reto mayúsculo como no vayamos con cuidado.


Sobre los siete pecados capitales, hay que decir que encontramos bastantes altibajos en sus diseños y personalidades. Algunos resultan bastante curiosos de ver y combatir, como Avaricia o Pereza, y otros como Ira o Envidia parecen más bien un enemigo masilla que un jefe final. Para ser personajes tan icónicos, esperábamos que cada uno de los siete fuese todo un acontecimiento, pero hay muchas luces y sombras en sus respectivas -y efímeras- apariciones. En total, la aventura puede durarnos unas 15 horas de media, algunas más si queremos explorar a fondo cada escenario para desentrañar todos los secretos. Para un futuro hay previstos varias expansiones, como es habitual, así que tenemos Furia para rato.



A nivel técnico, lo primero que echamos en falta es a Joe Madureira y sus diseños, lo cual se plasma en unos escenarios menos inspirados que en las dos anteriores entregas. No quita que sean variados y ciertamente carismáticos algunos de ellos, pero se baja un pelín el listón artístico. Gráficamente tenemos actualmente varios bajones de frames considerables, incluso en Xbox One X, pero en línea generales resulta una aventura llamativa y consistente. En lo que respecta a la música, tenemos una banda sonora un tanto genérica que no acaba de brillar, pero el tema más controvertido es un bug que a día de hoy no se ha solucionado en Xbox y que no permite disfrutar del -supuestamente- excelente doblaje al español. ¿Qué sucede? Que la intro del juego la escucharemos en un excepcional español, pero a partir de entonces pasaremos a tener voces en inglés, algo que es un error garrafal dado que el resto de sistemas si cuentan con su doblaje a nuestro idioma. Es de suponer que es cuestión de días que se solvente este problema, pero era de justicia comentar que nosotros no hemos podido catar el doblaje español para nuestro análisis.


Darksiders III ha resultado ser una experiencia tan gratificante como irregular en ciertos aspectos. Sigue siendo adictivo gracias a su backtracking y la mejora continua del personaje principal, pero el cambio de mecánica ‘Zelda’ a ‘Dark Souls’ no acaba de ser tan acertada como sus creadores seguramente pensaban. Aun sin alcanzar las cotas de calidad de las dos primeras entregas, es innegable que estamos ante una aventura recomendable para fans de la franquicia. Lástima de esos pequeños bugs técnicos y el fallo del idioma, que esperamos se solvente lo antes posible.



Lo mejor:


El combate y la mejora constante de Furia


- El backtracking gracias a los diversos poderes y magias


- El diseño laberíntico del mapeado


- Incorpora con acierto algunas mecánicas estilo ‘Dark Souls’


Lo peor:


La historia es puramente anecdótica, con algunos pecados capitales muy desaprovechados


- La pérdida de la esencia ‘Zelda’


- Abundantes bajones de frames


- A día de hoy, por culpa de un fallo no contamos con el doblaje español en Xbox


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Darksiders III
Desarrollado por: Gunfire Games Distribuido por: THQ Nordic Género: Aventura Lanzamiento: 27/11/2018 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 7,6 Bueno
Sonido 8
Gráficos 7.5
Duración 7.5
Jugabilidad 7.5
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

9 (1 votos) Imprescindible
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
8
Sonido
7
Jugabilidad
10
Duración
10

1 crítica de usuario
Popularidad: 883 de 3.685
76%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
Los juegos más buscados:Fallout: New Vegas |Rage 2 |Sekiro: Shadows Die Twice |Sleeping Dogs |Sniper Elite 3
© accesoXbox 2008-2019 Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter aXb en Google+ Google+ RSS de aXb RSS