PEGI Xbox One

Full Metal Furies

Valoración aXb

Valoración aXb

Un beat’em up cooperativo de alto standing
Nota aXb 8,2
Duración 8
Jugabilidad 8.5
Sonido 8.5
Gráficos 7
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
19/01/2018

Los creadores del notable Rogue Legacy sorprenden con un cambio de género, pero manteniendo las mismas cotas de calidad en su desarrollo, ofreciendo un beat’em up más que solvente que hará las delicias de cualquier jugador.



Full Metal Furies aterriza en Xbox One de la mano de Cellar Door Games, los responsables de Rogue Legacy. Alejándose del plataformeo y la fórmula roguelike, en esta ocasión nos adentraremos en un beat’em up a la antigua usanza, de los que ir dando mamporros a todo lo que se mueve en pantalla, pero eso sí, con un toque rolero muy adictivo, un mapeado repleto de niveles principales o secundarios, y muchos enemigos dispuestos a inflarnos a palos a la primera de cambio. Y por supuesto, la posibilidad de compartir este despliegue jugable de forma cooperativa tanto a nivel online como de forma local, sin olvidarnos de los jugadores que decidirán jugarlo en solitario. Opciones para todos los gustos.


Las protagonistas de Full Metal Furies son cuatro aguerridas mujeres que se hacen llamar Las Furias. La trama nos llevará a enfrentarnos a los temibles Titanes, guerreros imponentes que amenazan el mundo de nuestras protagonistas y, por lo tanto, deben ser destruidos. Una mera excusa como cualquier otra para lanzarnos a decenas de niveles y enfrentarnos a toda clase de peligros. Si bien el argumento peca de poco profundo, los constantes diálogos entre las cuatro chicas y el desparpajo y sentido del humor que desprenden será la clave para que soltemos más de una carcajada. Todo ello gracias en parte a una excelente traducción de los textos al español.



A la hora de jugar, el título nos plantea varias posibilidades, se trata de un juego especialmente inspirado a cooperar entre varios jugadores, de 2 a 4 simultáneamente. Por ello, es preferible inclinarse por esta vertiente, ya sea online o local, pero no os preocupéis, si escogemos jugar en solitario, podremos escoger a dos de las cuatro guerreras para controlarlas a ambas, aunque eso sí, solo manejaremos a una a la vez, pudiendo intercambiarlas en tiempo real con solo pulsar el gatillo.


Al más puro estilo Castle Crashers, cada guerrera tendrá su correspondiente nivel de personaje, y según la usemos en el juego, subirá de nivel y podrá adquirir nuevas y potentes habilidades. Tenemos a la tanque, capaz de apalizar con técnicas cuerpo a cuerpo, a la que ataca a distancia, a la que arrea con fuerza y a la que cura, y cada una de ellas será especialmente útil en situaciones específicas. Esto quiere decir que si jugamos cuatro personas no tendremos problemas en coordinarnos y aprovechar todas las bondades de cada protagonista, pero si jugamos en solitario o únicamente dos jugadores, deberemos escoger con sabiduría a quien escogemos para jugar, pues según el nivel o enemigo podemos tener ciertos problemas de dificultad por no llevar al personaje adecuado.



Cada una de las cuatro féminas cuanta con un ataque normal y otro fuerte, complementados por dos técnicas especiales que necesitan de un tiempo de recarga para volver a utilizarse. A medida que obtengamos dinero de los enemigos caídos o cofres del escenario, podremos invertirlo en subir de nivel y obtener mayor cantidad de vida, más fuerza de ataque, nuevos movimientos o técnicas especiales. Aparte del correspondiente árbol de habilidades, también podremos encontrar diversos planos por los niveles, que nos servirán para fabricar nuevas armas o armaduras para personajes concretos. Todo ello lo gestionaremos desde varios puntos de acampada que sirven de descanso entre fase y fase, y en donde podremos intercambiar los personajes jugables, subirlas de nivel, comprar armas, y otras tareas diversas que iremos desbloqueando.


Una vez salgamos del campamento, tendremos un mapa por el que iremos desbloqueando los niveles según los superemos, con varias bifurcaciones y secretos que nos pueden llevar a misiones optativas -de mayor dificultad, pero con mayores recompensas- o incluso atajos entre niveles. El movimiento por este mapa se hace con vista cenital, pero una vez entremos a un nivel pasaremos a la vista clásica de cualquier beat’em up, lateral y con un zoom que irá variando según lo que se nos quiera mostrar del escenario.



En cuanto a escenarios, hay que alabar la enorme cantidad de ellos y su excelente diseño artístico, surcando una buena variedad de entornos y con situaciones de toda índole. No solo encontraremos niveles lineales donde avanzar matando enemigos, sino que habrá niveles laberínticos, con rompecabezas a resolver, con pasajes secretos, con decenas de trampas posibles que afectan a los combates, y así un largo etcétera. Nunca sabremos a qué atenernos en Full Metal Furies, y eso es una gran ventaja para no resultar monótono.


En cuanto a los enfrentamientos contra las hordas de enemigos, se pone especial énfasis en la cooperación, tanto es así que habrá muchos enemigos rodeados por una barrera de un determinado color, asociado al color específico de cada una de nuestras protagonistas. Eso querrá decir que solo una de las jugadoras controlables será capaz de dañar a ese enemigo concreto, por lo menos hasta que destroce su barrera, momento en el que ya quedará expuesto a los golpes de cualquier personaje. La cooperación se convierte pues en la piedra angular del juego, obligándonos a sincronizar nuestros ataques con los compañeros, centrarnos en los enemigos con una barrera de nuestro color, y en el caso de jugar en solitario, alternar entre las dos guerreras seleccionadas con maestría y cabeza.



La progresión se hace realmente adictiva, ya que, aunque nos maten, mantendremos el dinero y experiencia obtenido, y además podremos continuar desde el último punto de control del nivel o regresar directamente al campamento para subir de nivel y volver a intentarlo con mayores garantías. La curva de dificultad es un tanto anodina, con niveles que repentinamente son realmente exigentes, para luego disminuir en picado en los siguientes niveles, y de nuevo volver a pegar un pico de dificultad en cuanto menos lo esperemos. Nunca debemos confiarnos, sobre todo en los enfrentamientos contra jefes finales, que se convierten en todo un reto, exprimiendo al máximo la cooperación. Entre una cosa y otra, la duración puede alcanzar con facilidad las diez horas, ampliando sobradamente esa cifra si nos dedicamos a los niveles optativos y secundarios.


A nivel técnico, el pixel-art se combina con un diseño artístico envidiable, sumado a una estructura de niveles medida con mimo y dedicación. Las animaciones de nuestras protagonistas y todos los enemigos son bastante notables, derrochando carisma y variedad, y con un buen surtido de armas y objetos equipables que varían visualmente nuestros ataques. Es cierto que en ocasiones la abundancia de efectos visuales forma un caos desmedido en pantalla, pero esa es parte de su esencia, y si jugamos cuatro jugadores puede formarse tal cacao en pantalla que nuestros reflejos trabajaran a toda máquina para salir airosos de la situación.



La banda sonora ha sido toda una sorpresa, con un compendio de temas bastante memorables y que se quedarán grabados en nuestra memoria bastante tiempo. Nos ha recordado en este sentido a esas viejas glorias que aún a día de hoy se mantienen musicalmente en nuestro cerebro, y sin duda Full Metal Furies tiene un aspecto sonoro que puede llegar a permanecer de igual forma durante una buena temporada.


Pocos fallos podemos sacarle al juego de Cellar Door Games, más allá de que en solitario puede resultar levemente tedioso el constante intercambio de personaje en muchos niveles. Sin embargo, si lo disfrutamos en multijugador, la experiencia alcanza unas cotas de calidad y adicción bastante elevadas, convirtiéndose en un serio candidato en toda reunión de amigos o quedadas online.



Lo mejor:


- Beat’em up de calidad


- Jugabilidad adictiva y progresión de personajes notable


- El diseño de niveles


- Banda sonora excelente


Lo peor:


- En solitario puede hacerse demasiado cuesta arriba el continuo intercambio de personajes


- Curva de dificultad con demasiados altibajos


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Full Metal Furies
Desarrollado por: Cellar Door Games Distribuido por: Cellar Door Games Género: Acción Lanzamiento: 17/01/2018 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 8,2 Muy bueno
Sonido 8.5
Gráficos 7
Duración 8
Jugabilidad 8.5
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

- (0 votos)
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
-
Sonido
-
Jugabilidad
-
Duración
-

0 críticas de usuarios
Popularidad: 1.154 de 3.268
65%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
Los juegos más buscados:Dark Souls: Remastered |Forza Horizon 3 |Las increíbles aventuras de Captain Spirit |Phantom Trigger |Watch Dogs 2
© accesoXbox 2008-2018 Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter aXb en Google+ Google+ RSS de aXb RSS