PEGI Xbox One

Kingdom Come: Deliverance

Valoración aXb

Valoración aXb

La crudeza de la época medieval más realista
Nota aXb 8,3
Duración 9
Jugabilidad 8
Sonido 9
Gráficos 8.5
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
15/02/2018

Cuando un videojuego se ambienta en la era medieval, casi por inercia solemos esperar dragones, caballeros de brillante armadura, magia y criaturas maléficas de toda índole. En raras ocasiones los videojuegos han optado por un enfoque realista y crudo de esta época, pero hace unos años un pequeño estudio llamado Warhorse Studios creó una campaña de Kickstarter para dar a luz un proyecto que pretendía recrear con todo lujo de detalles, y de forma ultra realista, los entresijos del siglo XV sin pizca de fantasía. Es así como nació Kingdom Come: Deliverance, una experiencia dirigida para los que busquen la crudeza y las inclemencias de la época medieval.



Kingdom Come: Deliverance es, por tanto, una oda al realismo y el máximo rigor histórico posible. Esto quiere decir que se aleja radicalmente de propuestas aparentemente similares como Skyrim o The Witcher 3. Aquí no existen dragones, ni hechizos mágicos, ni héroes de aguante infinito y poder inigualable. Aquí seremos el humilde hijo de un herrero, frágiles en primera instancia, sensibles a morir a la primera de cambio, con necesidades básicas como comer, beber o dormir, y envueltos en tramas políticas que ríete tú de Juego de Tronos.


Por ende, el acercamiento jugable a este título difiere respecto a otros exponentes del género. Dentro de lo posible intentaremos evitar cualquier enfrentamiento en combate, daremos total preferencia a salir airosos dialogando, y en caso de pelear, lo haremos desde la ineficacia inicial al progreso paulatino según avancemos en la aventura, pero siempre con esa incertidumbre que provocaba cualquier cara a cara de la época, ya que, aunque salgamos victoriosos siempre podremos llevarnos de regalo alguna herida que pueda entorpecernos a continuación.



Así que vaya por delante que Kingdom Come: Deliverance no es un juego para todos los gustos. Es duro, exigente, despiadado con el jugador más inexperto, y sí, al tratarse de un juego con origen indie, cuenta con una buena cantidad de bugs y errores técnicos que deben irse corrigiendo a base de parches. Si el propio Skyrim era un queso de bugs en sus inicios, un desarrollo mucho más humilde no podía ser menos…


Dicho lo cual, comencemos a profundizar en la aventura que tenemos por delante, y lo haremos por una de sus grandes bazas: la narrativa. Kingdom Come: Deliverance pone especial atención en recrear la sociedad del siglo XV. Se ha recreado la historia checa con un nivel de detalle enfermizo, y nuestra acción se centrará en las tierras de Bohemia, un lugar repleto de castillos imponentes, señores feudales crueles y traicioneros, tensiones palaciegas por doquier, pueblos sumisos y obedientes que viven en la miseria, y toda la crudeza posible para recrear una época repleta de injusticias, pero también de grandes batallas y conquistas.



No contamos con ningún editor de personaje, sino que comenzaremos directamente encarnando al joven Henry, el humilde hijo de un herrero que se gana la vida como puede. Durante las primeras horas asistiremos a un extenso prólogo que transcurre en nuestro pueblo natal, y en el que realizaremos diversas tareas para ayudar a nuestro padre e ir conociendo poco a poco algunas de las características jugables, aunque lógicamente no todas, pues algunas quedarán relegadas para más tarde o directamente será cosa del jugador irlas descubriendo. Llegados a un punto, asistiremos a un suceso que dará un vuelco radical a nuestra inocente vida, y sin ánimos de soltar destripes innecesarios, nos veremos obligados a abandonar nuestro pueblo y embarcarnos en una trama en la que iremos viajando por el extenso mapeado, conociendo a muchísimos personajes secundarios y ascendiendo de joven inexperto a caballero.


Ya desde los inicios veremos las enormes diferencias respecto a otros juegos del género. Para empezar, contaremos con diversas necesidades básicas como comer, beber o dormir, que influirán directamente en nuestro personaje en caso de no cumplirse a rajatabla. Notaremos ya en las primeras misiones que siempre será mejor evitar los conflictos cuerpo a cuerpo, dada su rudeza y lo exigentes que pueden llegar a ser en manos inexpertas y desentrenadas, por lo que echaremos mano de otra de las piedras angulares del juego: el sistema conversacional.



Y es que en Kingdom Come: Deliverance vamos a dialogar, mucho, muchísimo. El saber afrontar una conversación de forma eficiente podrá librarnos de una cantidad ingente de combates innecesarios, y para ello se desplegará un sistema complejo pero atractivo que tendrá en cuenta no solo nuestro parámetro de carisma, sino también nuestra posición social, el dinero que tengamos, e incluso cómo vayamos vestidos. Todos esos detalles, y muchos más, influirán de forma concreta en el devenir de una conversación. No todos los personajes serán iguales, algunos tendrán un mayor valor de agresividad, otros se enfadarán si detectan sarcasmo en nuestras respuestas, mientras que otros se lanzaran a la yugular si detectan debilidad en nuestras contestaciones. Tal como la vida misma, no podemos tratar a todo el mundo por igual, y mediante ciertos indicadores y nuestro propio sentido común, aprenderemos a como tratar a cada integrante de este enorme mundo. En caso contrario, siempre podremos echar mano de nuestra espada.


A la hora de ponerse a las malas, el juego muestra su lado más débil, con un sistema de combate que saca a relucir su origen de bajo presupuesto. Podemos realizar ataques flojos o fuertes, dirigir hacia donde golpeamos y protegernos de impactos enemigos, pero todo ello se resuelve de una forma un pelín tosca e incluso errática. Una buena razón para intentar evitar enfrentamientos directos.



Al principio nuestro personaje será inexperto en combate, pero poco a poco podremos ir aprendiendo diversas disciplinas, e intentar mejorar en cada una de ellas para tener mayores garantías de sobrevivir. El sistema de mejora recuerda a juegos como Skyrim, basándose en que subiremos de nivel una determinada habilidad a base de usarla, simple y directo. Y más nos vale aprender a defendernos con eficacia, porque según avancemos en la trama deberemos dejar de ser un simple hijo de herrero para convertirnos en algo más.


El planteamiento de juego es de mundo abierto sin fronteras, el cual podremos explorar a nuestro antojo y descubrir la enorme fidelidad que se ha logrado respecto a la sociedad de la época. Como es de esperar, a las misiones principales que avanzan la historia se les suma una cantidad ingente de misiones secundarias y tareas optativas, de cara a explotar al máximo las posibilidades de este mundo rico en detalles. Si vamos a saco a por la trama podríamos superar el juego en unas 40 horas de media, pero la gracia del asunto es perderse en sus entornos, vivir la experiencia y permitirse el lujo de pasear por sus frondosos bosques y sus aldeas variopintas, lo que puede multiplicar esa duración hasta rozar la centena de horas.



La variedad de acciones está servida, siempre teniendo en cuenta que serán acciones realistas y para nada desproporcionadas. Es decir, no esperéis convertiros en el héroe de una aldea, o enfrentaros solos a una horda de maleantes. Dentro de ese marco tendremos las inevitables misiones de recadero, y llegado el caso sí, épicos combates, pero casi siempre en compañía de aliados para colaborar con nosotros en arduas batallas.


Los altibajos jugables llegan con ciertas carencias derivadas de ese desarrollo más humilde, alejado de las grandes producciones. Kingdom Come: Deliverance pretende en muchas cosas acercarse o incluso superar a proyectos de mayor envergadura, y por ello en ocasiones sufre de ese exceso de confianza. Hay algunos bugs que pueden bloquear la partida, como personajes secundarios que por cualquier razón se quedan encerrados y eran necesarios para seguir avanzando en una misión, o ciertas acciones por parte del jugador que no se tuvieron en cuenta y rompen ciertas misiones secundarias. Existe mucho trabajo por delante en lo que a parches se refiere, pero la parte positiva es que no hemos visto nada tan grave como para no ser solventado mediante una actualización, así que es cuestión de tiempo que poco a poco se normalicen estos problemas.



Técnicamente encontramos esa misma dualidad entre aspectos menos cuidados y otros resueltos de forma soberbia. El diseño artístico es uno de los grandes aciertos, la recreación de los entornos y la fidelidad histórica es impresionante, con especial mención a la vegetación, ya sean bosques, árboles o un simple césped. Pasear por el mundo de Kingdom Come: Deliverance es una delicia, y merece muchísimo la pena perderse por sus parajes y contemplar con calma cada pequeño detalle. Sin duda parece mentira que provenga de un presupuesto tan escueto, pues puede mirar de tú a tú a cualquier superproducción en este aspecto. Las animaciones y expresiones faciales son de un nivel notable, y quizá solo encontramos altibajos cuando llega la hora de pelear, donde encontraremos movimientos más toscos y rudos. Pero repetimos, en lo que a ambientación se refiere, sin duda estamos ante una de las mejores -sino la mejor- representaciones de la era medieval.


En su faceta musical brilla también con melodías de la época, y todo un surtido de sonidos ambientales que nos meten en la piel del siglo XV. Cuenta con unas voces -en inglés- muy acertadas, y de nuevo sorprende que se trate de un supuesto desarrollo indie. Es de esos títulos que merece la pena jugar prestando atención a su lado sonoro, y si puede ser con cascos mucho mejor. En cuanto a los textos, llegan perfectamente traducidos al español, y por suerte con un tamaño adecuado para no quedarnos ciegos leyendo, como suele pasar en la práctica totalidad de juegos del género.



Kingdom Come: Deliverance ha cumplido nuestras expectativas. Se convierte en la mejor representación de la edad media, sin florituras ni fantasía, solamente nosotros contra la pura realidad y la exigencia que eso conlleva. No todos los jugadores podrán apreciarlo, porque deja a un lado las ‘facilidades’ de una vertiente más arcade o fantasiosa, pero sin duda aquellos que quieran sentirse en la piel de un habitante de la época, no pueden dejar pasar esta oportunidad. Técnicamente tendrá sus carencias, pero visualmente y a nivel artístico es un diamante en bruto que merece mucho la pena explorar. Sin duda, a medida que pasen los meses y se vayan corrigiendo ciertos bugs, estaremos ante un título muy a tener en cuenta, sin nada que envidiar a grandes del género.



Lo mejor:


- La experiencia más realista de la edad meda del siglo XV


- A nivel narrativo es muy bueno


- El diseño artístico


- La banda sonora y su ambientación


Lo peor:


- No está dirigido a todos los públicos


- Exigente y desafiante


- Los combates son toscos y ligeramente erráticos en el control


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Kingdom Come: Deliverance
Desarrollado por: Warhorse Studios Distribuido por: Deep Silver Género: RPG Lanzamiento: 13/02/2018 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 8,3 Muy bueno
Sonido 9
Gráficos 8.5
Duración 9
Jugabilidad 8
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

8.4 (5 votos) Muy bueno
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
8.5
Sonido
9
Jugabilidad
8.8
Duración
9.8

1 crítica de usuario
Popularidad: 895 de 3.558
75%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
Los juegos más buscados:Crackdown 3 |Devil May Cry 5 |Hitman |Hollow Knight: Edición Corazón Vacío |Yesterday Origins
© accesoXbox 2008-2018 Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter aXb en Google+ Google+ RSS de aXb RSS