PEGI Xbox One

Darksiders Warmastered Edition

Valoración aXb

Valoración aXb

Guerra no quería perderse la generación actual
Nota aXb 8,5
Duración 8.5
Jugabilidad 9
Sonido 8
Gráficos 7
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
03/12/2016

La saga Darksiders vuelve a la palestra de la actualidad con la remasterización de su primera entrega para Xbox One. El primer jinete que conocimos no quería perderse la oportunidad de volver a encandilarnos con sus dotes para el combate y la exploración, y sin duda tenemos la ocasión ideal para volver a disfrutar de uno de los juegos revelación de la pasada generación. Acompañemos a Guerra, el menor de los cuatro jinetes del Apocalipsis, en su cruzada por desenmascarar al causante del fin de la humanidad.



Vigil Games fue una joven compañía creada en 2005 como una de las divisiones de THQ, pero con una gran baza a su favor, el tener entre sus filas al legendario dibujante de comic Joe Madureira (X-Men, Battle Chasers, The Ultimates). Esto ya nos debería dar una idea del estilo gráfico que vamos a encontrarnos en Darksiders, unos modelados llenos de detalles y similares a personajes de comic, lo que ya de por sí es toda una garantía.


En Darksiders vamos a encontrarnos una aventura que bebe directamente de estilos de juego tan dispares como Devil May Cry o Zelda, mezclando muy sabiamente trayectos de pura acción con puzzles que pondrán a prueba nuestra perspicacia. Todo ello lo convierte en un título completo y absorbente desde sus inicios, en un viaje por los infiernos que –sin ser demasiado largo- no podréis olvidar fácilmente. 



La profecía cuenta que existen una serie de sellos legendarios. Se dice que cuando se rompan, el fin del mundo llegará a la era de los hombres, dando paso a una guerra santa entre ángeles y demonios. Todo ello comenzando con la llegada a la Tierra de los cuatro jinetes del Apocalipsis, dando pie a que todas las abominaciones del infierno entren a escena a acabar con todo rastro de vida posible.


Comenzaremos el prólogo de nuestra aventura contemplando como Guerra, el menor de los cuatro jinetes, aterriza en la Tierra ante la llamada de los sellos rotos. Mientras esperamos a nuestros tres hermanos daremos nuestros primeros pasos en la aventura, aprendiendo los controles básicos y observando el caos a nuestro alrededor. Pero no tardaremos en descubrir una terrible verdad, nuestros hermanos no parece que vayan a venir, hemos llegado solos y ese hecho a desencadenado la guerra santa, y todas las culpas a este hecho recaen sobre nosotros, por lo que en resumen, tenemos un problema…



Seremos reclamados ante El Consejo, el juzgado particular de las criaturas ancestrales, quien nos acusará de haber provocado por adelantado el fin del mundo, y nos condenará a 100 años de prisión por ello. Una vez pasado ese tiempo, nos darán la oportunidad de demostrar nuestra inocencia, eso sí, sin quitarnos los ojos de encima, ya que nos impondrán un guardaespaldas que nos acompañará durante toda la aventura para asegurarse de que llevamos buenas intenciones. Este es el punto de partida de Darksiders, en un mundo donde la raza humana se ha extinguido a raíz de un prematuro apocalipsis, y donde nos han traicionado para que pareciera culpa nuestra, ahora llega  la hora de buscar responsables.


Mezclando géneros, creando una joya de la jugabilidad


Llega la hora de ponernos manos a la obra, por lo que repasamos los movimientos básicos que aprendimos en el prólogo del juego. La jugabilidad es en tercera persona, y los controles principales se basen en saltar con el botón A y atizar con nuestra arma principal –un espadón más grande que nosotros mismos- con el botón X. Los gatillos cumplen la función de apuntar a un enemigo y esquivar los golpes, los botones B e Y sirven para interactuar con objetos y utilizar nuestra arma secundaria, respectivamente.


Con los primeros enemigos que veremos podremos practicar estos movimientos y seguir aprendiendo acerca de la jugabilidad, como por ejemplo las almas que recolectaremos al acabar con los adversarios, divididas en tres colores diferentes. Las almas azules nos servirán como moneda de cambio para conseguir nuevas armas y movimientos de combate, entre otras muchas cosas, mientras que las de color verde rellenarán nuestra vida, y las amarillas nuestra barra de furia, que comentaremos posteriormente.



Para intercambiar las almas azules por objetos no tardaremos en conocer a nuestro mercader personal, un demonio exiliado que se encargará de ofrecernos suculentos servicios a cambios de dichas almas. Habrá varios puntos en el juego donde le encontraremos, y podremos invocarle para que nos enseñe el género y así aumentar nuestras posibilidades de no morir en nuestra búsqueda de venganza.


A priori, y durante los primeros minutos de juego, puede llegar a parecer que estamos ante un Hack’n’slash de toda la vida, donde solo debemos centrarnos en avanzar y acabar a espadazos con todo lo que se nos ponga por delante, pero no tardaremos en darnos cuenta que todo es más profundo de lo que parece.


Sin entrar en demasiados destripes del juego, digamos que nuestra tarea principal será encontrar y acabar con cuatro grandes enemigos, cada uno de ellos tras una mazmorra al más puro estilo Zelda, donde los puzles y acertijos cobrarán una gran importancia, y donde iremos consiguiendo nuevas habilidades que nos ayudarán a superar los múltiples obstáculos que encontraremos. En cada mazmorra tendremos puertas cerradas que se abren con llaves, objetos secretos, la posibilidad de encontrar un mapa que revele la localización de los mismos, y como no, un enemigo final cuya estrategia de combate suela estar relacionada con el objeto que hayamos encontrado en la mazmorra (Por ejemplo, si encontramos un gancho para acceder a lugares a distancia, tened por seguro que el enemigo final deberá ser vencido con el mismo). Como veis, seguramente este estilo de juego os recordará a la saga de Nintendo, lo cual, lejos de ser algo negativo, es una de las grandes bazas del juego, ya que no proliferan los juegos así en consolas Microsoft.



De este modo, no todo se basa en luchar sin parar contra enemigos, sino que durante las mazmorras nos veremos recolectando nuevas armas y solucionando acertijos para avanzar, dando pie a una aventura como hacía tiempo que no veíamos. Este hecho hará que estemos cada dos por tres con nuevos objetos y utensilios, así que no existe cabida para la monotonía en Darksiders, siempre habrá algo nuevo que probar, y situaciones nuevas que superar.


El mundo por el que caminaremos estará completamente abierto para que podamos volver por donde ya hemos pasado, y de esta forma conseguir objetos que en un principio eran inaccesibles, pero que al conseguir una cierta arma dejan de serlo. Para movernos entre un sitio u otro podremos contar con la ayuda de nuestro amigo el comerciante, que establecerá pasajes secretos entre todos sus puntos de aparición, ahorrándonos grandes caminatas.



Hablando del comerciante, en su tienda podremos encontrar varias cosas. Podremos adquirir la guadaña, una de las armas secundarias, así como ir comprando toda una serie de técnicas tanto para ella como para nuestra espada principal. También será posible comprar una de las cuatro magias de las que dispone nuestro personaje, que gastarán nuestra barra de furia pero nos ayudarán enormemente a acabar con los enemigos. Y como no, siempre está la opción de gastar nuestras almas en pociones, para esos momentos en los que necesitamos desesperadamente un poco más de vida.


Por si las magias y las bestialidades de armas no fueran suficiente, tendremos una barra de caos, que al rellenarse podrá provocar que nos transformemos durante unos breves segundos en un demonio gigantesco, que acabará con los enemigos como si fueran moscas. Será de vital importancia reservarse estos segundos de furia para cuando realmente estemos en problemas, ya que será la diferencia entre la victoria o la más dolorosa de las muertes. Para rellenar esta barra de caos solo deberemos matar enemigos, y al rato la volveremos a tener activa para utilizarla.


Como todo buen juego de aventura a la antigua usanza, contaremos con múltiples objetos escondidos a lo largo del mapeado, que nos facilitarán la vida en caso de ser encontrados. Por un lado tenemos los fragmentos de corazón, que al tener cuatro de ellos incrementarán nuestra salud máxima, ídem con los objetos que harán que incremente la barra de furia. Por otra parte tendremos una armadura legendaria, repartida en diez trocitos por todo el juego, cuya búsqueda os recomiendo ya que convierte el juego en un paseo. Tendremos cantidad de cofres con almas azules para poder optar a comprar todo lo de la tienda, y para finalizar, los objetos que usaremos para dopar a nuestras armas.



A cada arma se le puede acoplar un bonificador, de los que iremos encontrando –o comprando- por el juego. Estos bonificadores pueden incrementar el ataque del arma seleccionada, provocar que los enemigos suelten más almas azules, o hacernos más inmunes al daño, por nombrar algunos ejemplos. Existen también cuatro runas legendarias, que darán bastante más bonificaciones a las armas, pero evidentemente bastante escondidas en el juego. Como veis, los exploradores tienen faena para rato, ya que algunos de los cofres estarán bastante escondidos y será todo un reto hacerse con ellos, pero bien merecida la recompensa.


Dejando atrás la jugabilidad, que como veis, se antoja entretenida y bien divertida, vamos a hablar de los enemigos que iremos encontrando por doquier. Hay que destacar el gran diseño del que harán gala -no obstante están creados por Joe Madureira- y sobre todo, de la variedad de ellos.


Dado que todos creen que nosotros provocamos el Apocalipsis, tanto demonios como ángeles van a ir tras nosotros, por lo que veremos desde criaturas y abominaciones del inframundo, hasta seres angelicales con malas pulgas. Especial mención a los enemigos finales, de gran tamaño y confrontaciones espectaculares.



No todo serán enemigos, y algunos personajes se prestarán a ayudarnos, pero sobretodo hay que destacar la gran ayuda de nuestro fiel caballo ‘Ruina’. Si bien su aparición no se producirá hasta bastante avanzado el juego, una vez obtenido nos ayudará a superar las distancias de una forma más rápida y ligera. Además nos otorgará mayor inmunidad a los ataques, y una bonificación al ataque con espada mientras vayamos montados en él. Como no, no faltarán los enemigos que deberemos derrotar a lomos de nuestro fiel acompañante, que podremos invocar en casi cualquier momento pulsando simultáneamente los dos gatillos superiores.


Una remasterización competente


Pasemos a los temas técnicos, principales protagonistas de esta remasterización, ya que contenido del juego propiamente dicho se mantiene intacto respecto a su versión de Xbox 360. El trabajo a la hora de aumentar la resolución y fluidez del juego -alcanzando los 60fps-, así como la mejora de texturizado general, es notable, y puede dar el pego por un juego publicado en la actual generación. Además, se ha aprovechado la ocasión para solucionar el molesto problema del “tearing” (el llamado corte de pantalla).


Darksiders puede dar una impresión equivocada la primera vez que lo vemos. Si bien el escenario derruido del prólogo no es malo gráficamente, tampoco denota toda la maestría puesta a lo largo del juego, y puede que en un principio lleguemos a pensar que estamos ante un juego normalucho en este aspecto. Será al cabo de las horas, tras haber conocido ya a varios demonios mayores, cuando comencemos a ver el tremendo trabajo de modelaje y animación que tenemos delante.



Las músicas, sin ser memorables, acompañan de maravilla al juego, y serán tranquilas en los momentos donde deben serlo, y más moviditas cuando toque un enemigo final o un momento de acción desenfrenada. Eso sí, tenemos que dar un tirón de orejas por la inexplicable ausencia del doblaje español en esta remasterización, aunque se ha comunicado que en breve debería llegar un parche que nos devuelva estas voces en nuestro idioma. 


No voy a negarlo, soy un seguidor acérrimo de la franquicia Darksiders, máxime por tener tantas semejanzas con la saga Zelda, de la cual soy un fan absoluto. El ir encontrando mazmorras, cada cual con sus peculiaridades y sus armas nuevas, buscar secretos y cofres, conseguir cada vez mejores objetos, todo ello me encanta, y por ello no podía estar más contento con volver a disfrutar de las aventuras de Guerra, al igual que hicimos con la remasterización de su segunda entrega.



El juego tiene una duración no demasiado alta para este tipo de aventuras, unas 15-20 horas, pero eso sí, estaréis cada dos por tres consiguiendo nuevas habilidades y afrontando nuevas situaciones, con lo que el juego estará continuamente sorprendiendo e innovando, algo que es más difícil de conseguir en un juego de mayor duración. Habría sido muy fácil coger una mazmorra y crear un par más a imagen y semejanza para alargar la vida del juego, pero podría correrse el riesgo de caer en la monotonía. Al centrarse en menos mazmorras se ha conseguido que cada una de ellas sea una sorpresa, algo nuevo a superar, y se agradece ese continuo soplo de aire fresco en la aventura.


Es un juego que sin duda puede llevar a una imagen inadecuada en sus primeros momentos, por lo que recomiendo a los que no lo jugaron en Xbox 360 darle la oportunidad de que nos absorba su mundo, su argumento, y todo lo que rodea a esta obra maestra del género. Y si ya lo gozamos en la pasada generación, nunca está de más rememorar esta clase de aventuras.



Lo mejor:


- Remasterización notable


Una aventura memorable


- El continuo factor sorpresa del juego, un no parar de conseguir nuevas armas y habilidades


- Un balance exquisito entre juego de acción y resolución de puzles


- Todos los modelados del juego, destacando a Guerra, el protagonista


Lo peor:


Debido a lo mucho que engancha, se hace ligeramente corto


- Un prólogo algo desafortunado que puede dar una idea equivocada de lo que es el juego


- La misteriosa desaparición del doblaje español (aunque en breve debería llegarnos mediante parche)


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Darksiders Warmastered Edition
Desarrollado por: Vigil Games Distribuido por: THQ Nordic Género: Acción Lanzamiento: 22/11/2016 Web Oficial Comprar
También disponible en Xbox 360
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 8,5 Muy bueno
Sonido 8
Gráficos 7
Duración 8.5
Jugabilidad 9
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

8 (6 votos) Muy bueno
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
7.3
Sonido
7.7
Jugabilidad
8
Duración
8

0 críticas de usuarios
Popularidad: 2.213 de 3.869
43%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
Los juegos más buscados:Blazing Chrome |Las increíbles aventuras de Captain Spirit |Mars: War Logs |My Brother Rabbit
© accesoXbox 2008-2019 Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter aXb en Google+ Google+ RSS de aXb RSS