PEGI Xbox One

Castle Invasion: Throne Out

Valoración aXb

Valoración aXb

Defiende tu castillo con uñas y dientes
Nota aXb 6,2
Duración 7.5
Jugabilidad 6.5
Sonido 5
Gráficos 4.5
Versión analizada: Xbox One
Por Moisés Artacho
13/10/2016

NOTA: Analizamos la versión USA de Castle Invasion: Throne Out, ya que de momento no ha salido en nuestro país.


Con una jugabilidad simple a rabiar, pero radicalmente adictiva, los chicos de Cat Trap Studios publican en Xbox One un juego que bebe de las ideas sencillas de los smartphones y lleva a nuestro salón la defensa de castillos. En concreto, Castle Invasion: Throne Out nos insta a defender un único castillo, con un único personaje, pero tan versátil con las armas que luchará como un ejército.



En Castle Invasion: Throne Out encontramos una idea realmente sencilla a la hora de plantear la jugabilidad. Tendremos que defender nuestro castillo de las continuas hordas enemigas que vendrán progresivamente desde la parte derecha de la pantalla, y en la izquierda estaremos nosotros en lo más alto de la muralla, equipado con nuestro arco y flechas, dispuestos a darlo todo para frenar el avance enemigo.


La historia es puramente anecdótica, y nos cuenta que un malvado rey pretende arrebatarnos el castillo a base de enviar sus esbirros a por él. Como encargado de la defensa, contaremos con un ayudante que hará las veces de herrero y fabricará mejoras para el combate a cambio del dinero obtenido de los enemigos caídos, y poca más chicha tenemos a nivel argumental.



El modo campaña cuenta con 50 niveles, con una calificación máxima de tres estrellas por nivel que conseguiremos si cumplimos los objetivos solicitados. La idea es simple, nuestro personaje se encuentra en la parte izquierda en lo más alto del castillo, y podemos desplazarnos arriba o abajo para disparar flechas con nuestro arco. Desde la derecha irán apareciendo esbirros enemigos que se acercarán a mayor o menor velocidad al castillo, y en caso de acercarse lo suficiente a la muralla, irán disminuyendo su barra de resistencia, que si llega a cero dará por fracasada la misión.


Claro está, la gracia del asunto es que progresivamente se irán presentando diversas tipologías nuevas de enemigos que nos irán poniendo en un buen aprieto. Al principio serán simples campesinos que caminarán a paso lento, pero no tardarán en aparecer pequeños barbudos que corren como alma que persigue el diablo, enormes guerreros con escudo, arlequines que lanzan proyectiles, magos que se teletransportan o poderosas catapultas, por poner unos ejemplos. Eso sin olvidarnos de algún que otro jefe final, como un dragón o un troll, que requerirán de todos nuestros esfuerzos para acabar con ellos antes de que destrocen la muralla.



De cara a enfrentarnos con solvencia a toda esta horda enemiga, podremos invertir las monedas obtenidas con cada muerte para acudir al herrero entre fase y fase. Este simpático personaje nos dará acceso a mejorar las prestaciones del arco, como aumentar la velocidad de las flechas o su alcance, aunque lo realmente interesante llega cuando comencemos a desbloquear otras armas, tales como la lanza o la ballesta automática. Será entonces cuando la estrategia comience a apoderarse del juego, pudiendo alternar entre nuestras armas en combate para usar la que mejor se ajuste a cada situación.


Conocer las bondades y defectos de cada arma será fundamental. Para enemigos rápidos seguramente optemos por las flechas o la ballesta automática, pero los enemigos lentos y pesados solo se dañan con la lanza. Según avancen los niveles, las diversas combinaciones de enemigos nos obligarán a pensar con rapidez qué arma usar, intercambiar entre ellas de forma ágil y no acabar estresado ante el aluvión de esbirros que caminan de forma irremediable hacia la muralla. El herrero nos ayudará a mejorar la rapidez a la hora de cambiar de arma, y aumentará la potencia y efectividad de todas ellas, así que entra en juego el farmeo en niveles anteriores para acumular monedas y gastarlas sabiamente en la tienda.



Que no os engañen la sencillez y facilidad de los primeros niveles, llegará un punto en que nuestros dedos bailarán al son de Castle Invasion: Throne Out, a toda velocidad y sin respiro alguno. En especial, existen algunos niveles contrarreloj que tienen como condición para conseguir las tres estrellas que los superemos en el menor tiempo posible, dándonos la posibilidad de que alteremos la velocidad de los enemigos usando los gatillos. Aunque no tenga más modos de juego, superar los 50 niveles de la historia no será tarea fácil, y podrá tenernos entretenidos unas 4-5 horas de media, según el farmeo que cada cual necesite para potenciar sus armas.


A lo largo de estos 50 niveles encontraremos ciertas variantes en el campo de batalla, según si la acción transcurre de día o de noche. De día podremos usar los gatillos LB y RB para inspeccionar las lejanías del escenario y ver lo que se avecina. Pero, sin embargo, de noche no podremos contar con esta ventaja táctica, y necesitaremos incluso mantener las antorchas frente al castillo encendidas para poder ver quién se acerca a molestar. Para ello bastará con lanzar una flecha a la antorcha para avivar el fuego unos segundos, algo que en misiones avanzadas se convertirá en vuestra peor pesadilla.



Técnicamente es un juego que bien podría pasar por un juego de smartphone, con un acabado excesivamente simplón y visualmente anclado en un pasado muy lejano. Sin duda no es su punto fuerte ni donde destaca, aunque si es cierto que resulta simpaticón tanto en gráficos como en sonido, con melodías que acompañan de forma más que correcta a la acción. Pero en general, es un juego que bien podría pasar por uno de aquellos juegos Flash para navegadores web.


Castle Invasion: Throne Out destaca por su simpleza adictiva, quizá no sea el juego más virtuoso del mundo, pero consigue enganchar y picarnos una pantalla más una y otra vez, y así hasta que conseguimos llegar al final. Eso en sí ya es un logro que no todos los juegos consiguen ofrecer, por lo que puede sentirse orgulloso de contar con el factor adictivo de su parte. Si buscáis una experiencia apta para esos ratos muertos con poco tiempo para jugar, seguramente os convenga tenerlo instalado en vuestra consola.



Lo mejor:


- Puramente adictivo


- El sistema de mejoras engancha hasta tenerlas todas


- Variantes interesantes a lo largo de los 50 niveles del juego


Lo peor:


- Técnicamente es más que discreto


- Echamos en falta algún modo de juego adicional


- Seguramente muchos lo descarten por sus capturas de pantalla


Comparte este artículo Facebook Twitter Google+

Comentario rápido

Comentario rápido

Enviar Comentario

Foro

Foro

Aún no hay comentarios en el foro Ir al foro

Ficha

Ficha

Castle Invasion: Throne Out
Desarrollado por: Cat Trap Studios Distribuido por: Cat Trap Studios Género: Acción Lanzamiento: 14/12/2016 Web Oficial Comprar
Lo tengo Terminado Jugándolo Lo vendo Lo quiero
Compartir el juego

Valoración aXb

Valoración aXb

Nota aXb 6,2 Entretenido
Sonido 5
Gráficos 4.5
Duración 7.5
Jugabilidad 6.5
Versión analizada: Xbox One
Leer Análisis

Valoración Comunidad

Valoración Comunidad

7 (3 votos) Bueno
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
6.7
Sonido
6.7
Jugabilidad
7
Duración
6

0 críticas de usuarios
Popularidad: 802 de 6.214
87%

Valoración Personal

Valoración Personal

TU VOTO:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Duración

Tu recomendación

Tu recomendación

Sitúa el cursor sobre uno de los siguientes elementos y pulsa en el que se adapte más a tu recomendación de compra para el juego. ¿Lo recomendarías?
© accesoXbox 2008-2022 Política de Privacidad Política de Cookies En memoria de Carlos Habas Millán
accesoXbox en: aXb en Facebook Facebook aXb en Twitter Twitter RSS de aXb RSS